El eucalipto es de las especies de madera, junto al pino, más reforestadas con fines comerciales. Pertenece a la familia de las Myrtaceae, una especie proveniente de Australia que se ha esparcido por todo el mundo; actualmente hay más de 700 especies. Es un árbol de crecimiento muy acelerado, por año puede aumentar hasta 3 metros de altura, si las condiciones son óptimas, y puede ser sembrado en casi todos los suelos, generando materia orgánica por sus hojas caídas y sirviendo de casa y sombra para la fauna. Su mader es utilizada en la construcción por su gran resistencia y facilidad para trabajar.

La mala prensa que ha recibido la siembra de eucalipto se ha visto influenciada por posturas e intereses políticos sin justificarse en un rigor científico que acredite esas acusaciones. Por lo tanto, durante muchos años se ha mostrado una realidad distorsionada de los beneficios y desventajas del eucalipto.

En este blog queremos contarte cuáles son esos mitos y verdades del eucalipto y por qué es el árbol más cuestionado y alabado por detractores y defensores de la reforestación comercial.

Mito #1 “El eucalipto daña los suelos»

Investigaciones de la FAO han demostrado que el cultivo prolongado de eucalipto no produce una esterilización del suelo ni supone un peligro para futura productividad. Al contrario, mantiene una microfauna abundante y variada que favorece la descomposición de residuos y genera materia orgánica. Su tronco apenas contiene un 25% del total de nutrientes recogidos por el árbol durante su crecimiento, el 75% es devuelto al suelo a través la descomposición de hojas, cortezas y ramas.

Mito #2 “Es incompatible con las especies autóctonas”

Diferentes experimentos han permitido develar que en terrenos donde anteriormente había cultivos de eucaliptos se puede dar la siembra de especies endémicas sin ningún problema. Incluso, las raíces del eucalipto mejoran las características físicas del suelo para futuros cultivos al movilizar las reservas nutritivas del suelo.

Mito #3 “Fomenta la erosión de los suelos”

El eucalipto defiende la integridad del terreno. Es de las pocas especies que pueden sobrevivir en suelos erosionados y contribuyen a su recuperación. Es sabido que la siembra de eucaliptos se utiliza muchas veces para recuperar los suelos de la minería u otras actividades. Más información aquí.

Mito #4 “Es responsable de agotar reservas hidráulicas”

Como ya habíamos mencionado, el eucalipto tiene la ventaja de crecer y sobrevivir en diferentes terrenos. Sin embargo, si se debe cumplir el requisito de tener una precipitación de lluvia mayor a los 500ml. Si se garantiza esto no se requiere de sistemas de riego y en ningún caso impide el aumento de la producción de agua mineral. También intercepta agua de lluvia (más agua llega al suelo) y es capaz de captar el agua de la niebla a través de sus hojas y no toma el agua de acuíferos profundos.

Mito #5 “Es causante de incendios”

No es más inflamable que otras especies, es ilógico atribuir a una sola la responsabilidad de los incendios. La causa que más propicia la evolución de incendios es la presencia de excesiva de material combustible bajo las copas de árboles, que es precisamente menor en eucaliptos.

Mito #6 “Es antinatural por no ser una especie endémica”

Las investigaciones argumentan que donde exista una frondosa en la actualidad, antes hubo una conífera. La mayoría de nuestros ecosistemas hoy en día albergan a muchas especies que no son nativas, pero se han desarrollado y adaptado al ambiente. Si tuviéramos que terminar con todas las especies no autóctonas porque son asociadas a algo antinatural, deberíamos también renunciar a muchos alimentos básicos que no son propios.

Mito #7 “Es un enemigo para la biodiversidad y la salud”

En las plantaciones de eucalipto no se ha demostrado la disminución alguna de la biodiversidad. Al contrario, en WOOD PLIMARE al sembrar en terrenos de ganadería o de alimentos, se logra recuperar fauna ya que la presencia de árboles ayuda a que diferentes especies de animales, en su mayoría aves, puedan subsistir.

Conclusiones

Podemos concluir que el eucalipto no perjudica al medio ambiente, antes es respetuoso con él y le ayuda. Alberga fauna y flora determinadas, cumple funciones hidro-forestales y es un protector acústico, contravientos y evita la insolación del ganado.

Es de las especies más capaces de capturar CO2 y gases de efecto invernadero para liberar oxígeno a la atmósfera. Por cada m3 de biomasa producida, un eucalipto fija al año 1,9 de CO2.

En comparación con otros cultivos forestales, el eucalipto es capaz de producir más cantidad de madera o biomasa en igualdad de consumo de recursos. Su rápido crecimiento y poder calorífico de su biomasa suponen una oportunidad única como fuente de energía renovable, y en el ámbito social, fomenta la generación de empleos y el mantenimiento de las zonas rurales.

Permite el uso múltiple del bosque, que otras actividades se lleven a cabo, puede estar pasando también la ganadería, actividad apícola, siembra de café y otros alimentos que sean compatibles con las condiciones.

 

Leave a comment

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestro equipo de profesionales esta aquí para responder todas tus inquietudes. preguntanos lo que quieras!
Estamos online, Asesor Plimare Wood